INTELIGENCIA COLECTIVA

Según la Wikipedia, ese referente digital que ha desbancado a la Real Academia Española de la lengua en cuanto a la búsqueda de significados se refiere, el concepto inteligencia colectiva es (y cito literalmente, o lo que es lo mismo: control C, control V) “una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos o seres vivos, generalmente de una misma especie”. Cuando he leído esta definición, me ha venido rápidamente a la cabeza el momento ése del documental de la 2 en el que un grupo de orcas colaboran conjuntamente para confundir a otro grupo, en esta ocasión de focas, y así poder merendárselas de un mordisco. Y al pensar en esa escena, me ha venido una distinta, aunque parecida a la vez, y que no es otra que el momento electoral en el que están inmersos actualmente los políticos. Y hago extensible esta inmersión al conjunto de la sociedad, porque cuando ellos están de campaña, la ciudadanía al completo también está en campaña. Recurriendo a algunos términos de la definición de la Wikipedia, los políticos, en colaboración y concurso de muchos individuos tratan de acercarse a la forma de inteligencia que reside en la sociedad para merendársela de un mordisco. Para evitar lo que les ocurre a las pobres focas del Pacífico y ser devoradas a dentelladas, es importante saber que, a mayor forma de inteligencia, mayores son las probabilidades de sobrevivir al sinsentido de las dentelladas políticas.

Joseph, el jefe de propaganda del desquiciado Adolf (me ahorro el apellido de ambos para no vomitar sobre el teclado del mi ordenador Mac), decía que para lograr el éxito de un mensaje, su comprensión debía estar al alcance del nivel intelectual más bajo de la audiencia. Puede que hace 80 años, su argucia funcionara, pero recurrir a la misma estrategia y que algunos políticos/as a día de hoy parecen seguir a pies juntillas, sólo está provocando que hasta el nivel intelectual más bajo de la audiencia se dé cuenta del bajo nivel intelectual del político que habla. La supuesta inteligencia colectiva de la clase política parece que comienza a ser sólo eso “supuesta” (he dicho clase por añadir un ápice de respeto, que si por mi fuera emplearía otro sustantivo con menos barniz).

Si es que abren la boca y la cagan. Veo mejores debates en la barra de un bar que los que organiza Tele5 con los candidatos a dirigir el país. Por no hablar de la calidad de los argumentos sobre economía que se dirimen entre amas y amos de casa en la carnicería del mercado mientras esperar su turno para que les fileteen la pechuga de pollo. Es cierto que vivimos tiempos convulsos, pero aún es más cierto que la inteligencia colectiva tiene que cambiar de bando, menos en el mundo de las orcas, claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s