LA REENCARNACIÓN

Aunque muchos lo nieguen, la reencarnación existe. Tanto usted como yo seguramente pensamos que el día de mañana seremos mejores de lo que somos hoy. Si eso no es creer en la reencarnación, que baje Dios y lo vea. Cuando tengo un mal día (cosa que ocurre con más frecuencia de la que desearía), me pongo a todo volumen la canción de los Zeppelin “Stairway to heaven” (escalera al cielo, para los no anglo parlantes) para subirme los ánimos y pensar que el día de mañana seré mejor, aunque en realidad la escucho para ponérselo fácil a Dios y sea Él quien baje y lo vea. Desconozco las religiones que asumen la existencia de la reencarnación, pero como he crecido rodeado de más cristianos que de otro tipo de creyentes, he creído ver en el catolicismo la reencarnación que también está presente en los cientos de religiones de India o Nepal. Y he encontrado algunos ejemplos evidentes de metamorfosis, como la del Espíritu Santo en blanca paloma, los peces en más peces en el milagro de los panes y los peces, el agua en vino en las bodas de Caná (aunque a eso no sé si llamarlo reencarnación o “relicuación”, pero el caso es que también hubo mejora con el cambio).

Los españoles que son fieles a la reencarnación son los indecisos que votarán en las elecciones del próximo 20 de diciembre. Pensarán que ahora que España había conseguido ser gobernada por una formación política de derecha aderechada sin moderación, están esperando a que se muera del todo para que reencarnarse en una derecha aderechada de carácter moderado. Y ya tenemos pruebas de esta reencarnación en algunas capitales de provincia con un número representativo de habitantes. Según las leyes de la reencarnación, al morir renaces en forma de rata, culebra u otra forma dependiendo de cómo te hayas comportado en la vida anterior. No sé en qué forma terminará por reencarnarse el partido que gane las elecciones del 20 de diciembre, aunque viendo cómo ha sido tratada la sanidad, la educación y la cultura a día de hoy, no esperemos ver palomas blancas, ni peces, y pan mucho menos. Qué país.

Anuncios

  1. El Alquimista

    Amigo, llevo días sin leerte, lo que hará que me reencarne en algo mísero, pero he llegado a mitad de artículo y sale la dichosa política….., me voy a reencarnar el algo peor que mísero por lo que he pensado…., espero retomes el camino de la sabiduria y no escribas de política que es muy aburrida… Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  2. chema santamaria

    Creo en la reencarnación del día a día, por eso la practico en todo momento, minuto a minuto, compartiendo con mis congéneres pensamientos como el que has reflejado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s