LAS APARIENCIAS NO ENGAÑAN

Donde dije digo, digo Diego. Creí habértelo mencionado. ¿Era hoy?. De repente me encontré en un atasco. Estaba pensando en otra cosa. Es que ando superliado. Vaya semanita que llevo. Ya si eso te llamo yo. Me petó el ordenador. Tuve una urgencia. Recibí una llamada y me vi obligado a contestar. Iba conduciendo. Son cosas de la vida. Me pilló el jefe a última hora. No pude decir que no. Tenía el móvil en silencio. Tengo tantas cosas en la cabeza. No puedo dividirme. Aquel no era yo. Estaba convaleciente. Iba hasta arriba de todo. Debe ser cosa de familia. Ella es así. Es como chocarse contra un muro. No tengo cuatro brazos. No creas que no lo he pensado. A mí también me pasa. Lo quiso Dios. Hoy no tengo el chichi pa´farolillos. Es algo normal. Le ocurre a mucha gente. Mañana lo verás con otros ojos. Siempre me pasa. Soy de los que hace las cosas sin pensar. Nada mas lejos de mi intención. Obedezco órdenes. Si yo pudiera. Ojalá fuera capaz. Nadie mejor que tú sabe que si pudiera lo haría. Es que vinieron mis padres. Estaba sin cobertura. Nunca delante de los niños. Jamás en casa de mis padres. Porque tú lo digas. ¡Encima! Sin pedirlo siquiera. Mejor lo dejamos para otra ocasión. Está escrito en las estrellas. Hay más días que longanizas. El año que viene. Es que este mes me viene muy mal. No me siento capacitado. Está fuera de mi competencia. Vuelva usted mañana. No es la época. Me parece muy precipitado. Él es así. Sería muy atrevido por mi parte. Sigo consejo médico. Lo dice el jefe. Lo pone en la receta. Si él lo dice, va a misa. Lo que tú digas, cariño. Porque sí. Porque lo digo yo. Soy tu madre y punto pelota. Cuando seas padre, comerás huevos. Ni fu, ni fa. A mí que me registren. Tuve un pinchazo. Se me pasó. Mucho “lirili” y poco “larala”. Los fines de semana son sagrados. Habrá que aceptarle tal y como es. Si no duermo mis ocho horitas, no soy persona. Soy más de pescado. Así cualquiera. Tenía que haberte hecho caso. Con buena picha bien se jode. Nobleza obliga. Con un par de días más. Hasta aquí hemos llegado. Hago lo que me dicen. Lo decide el destino. Cinco minutitos más. Dejo la valentía para los valientes. Total, para qué. Todo está inventado. Tengo jaqueca. Mejor otro día. ¿Qué tal si lo dejamos para más adelante? Como en casa en ningún sitio. Está muy lejos. Está muy cerca. Cuando haga buen tiempo. Ni de coña. Soy como soy y me gusta ser como soy.

Quien no quiere hacer nada, siempre encuentra una excusa. Para todos ellos y ellas, aquí van 86. Para que luego no digan que leer mis artículos no sirve de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s