LA PRIMERA VEZ QUE VI TU CARA

Esta mañana, con la legaña aún colgando del lacrimal y mientras calentaba la leche del desayuno en el microondas, he encendido la radio tal y como suelo hacer cada día entre las 07:15 y las 07:30. Meneando el dial de izquierda a derecha buscando escuchar algo más agradable que lo que depara la vida diaria, me he topado con aquella canción que sonaba en aquel restaurante cuando nos dimos aquel beso por primera vez. No voy a ponerte a prueba exigiéndote que recuerdes el nombre del intérprete (en este caso, de la intérprete), ni con su país de origen situado al sur de Canadá y al norte de México, ni con el título de la canción que estaba incluida en su álbum “First Take” publicado en el año 1972 y que se convirtió en un éxito de ventas a pesar de haber sido compuesta en 1957 por Ewan MacColl e interpretada por Peggy Seeger. Tampoco te daré pistas sobre el número de solistas y grupos musicales que la hicieron suya versionando cada uno de sus acordes de modo magistral a lo largo de los años. Desde Peter, Paul and Mary hasta Gordon Lightfoot, quien realizó un personalísima adaptación que elevó aún más la fama y gloria de la canción. O incluso George Michael, que la incluyó más de 40 años después de haber visto la luz por primera vez en un discazo de versiones allá por el año 2000. Por no mencionar que hasta el mismísimo Clint Eastwood la utilizó como parte de la banda sonora de su primera película como director, que aquí se llamó “Escalofrío en la noche” y allí se llamó “Play misty for me”. La película era muy mala, pero la canción sonando de fondo en una escena romántica hizo que alcanzara el número uno en todas las listas de ventas de Estados Unidos e incluso de Canadá. Y que sepas que también aparece en la peli “X-Men: días del futuro pasado” y en un capítulo de una de tus series favoritas: “Mad Men”. Te digo todo esto porque es lo que se me ha pasado por la cabeza esta misma mañana, cuando nada más levantarme con la legaña aún colgando del lacrimal y mientras calentaba la leche del desayuno en el microondas, he encendido la radio tal y como suelo hacer cada día entre las 07:15 y las 07:30 y de repente he escuchado por casualidad la misma canción que escuchamos juntos aquella noche de principios de aquel mes de julio cuando nos dimos aquel primer beso. Fue el primero de muchos, pero de todos ellos es el que recuerdo como si fuera ayer, casi como si fuera hoy, como si fuera ahora mismo.

Sé que nada de esto te importará después de llevar varios años sin saber el uno del otro, pero cada vez que escucho los primeros acordes de esa canción no puedo evitar pensar en the first time ever I saw your face.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s