LEA ESTE ARTÍCULO Y FOLLARÁ MEJOR

En cierta ocasión escuché a un tipo decir que Jimi Hendrix era el mejor guitarrista de rock de la historia. Y al oírlo, estuve de acuerdo con él. Seguidamente afirmó que si Hendrix fue capaz de llegar a donde llegó tocando la guitarra siendo zurdo, imagínate dónde habría llegado si hubiera sido diestro. Y al oírlo, estuve en desacuerdo con él. Después siguió poniendo ejemplos de otros guitarristas, otros escritores, muchos pintores, más escritores e incluso genios como Leonardo Da Vinci, Marie Curie o presidentes de Estados Unidos como Obama que han alcanzado fama, fortuna y gloria, y que hubieran llegado aún más alto de lo que llegaron si hubieran sido diestros en lugar de zurdos, según él, claro.

El tipo parloteaba y parloteaba, y cuanto más parloteaba más se equivocaba, aunque él creía estar en lo cierto. Y cuanto más erraba, más se convencía a sí mismo de su sinsentido y más convencía a la audiencia de su ignorancia.

El error de los que no se escuchan es que piensan que nadie les escucha. El error de los que escuchamos a quienes sólo se escuchan a sí mismos es seguir escuchándoles.

Pero como de todo se aprende en esta vida, incluso de los ignorantes*, desde aquella ocasión he aprendido a callar cuando no tengo nada que decir, escuchar sólo a quien tiene algo que decir y dejar de escuchar cuando lo que se oye es una solemne gilipollez como que Jimi Hendrix debería haber sido diestro (perdón por el uso de la palabra solemne).

Puede que Jimi Hendrix fuera Jimi Hendrix por haber sido zurdo, aunque también puede que si hubiera sido diestro sólo hubiera sido un guitarrista más, y Leonardo Da Vinci sólo un pintor italiano más del siglo XV, o Marie Curie una simple doctora.

Espero, querido lector y lectora, que este breve artículo le haya servido para aprender alguna cosa. Y si no lo considera así, seguro que ha aprendido a no volver a perder un minuto de su tiempo por el simple hecho de sentirse atraído por el título de un artículo que no tiene nada que ver con el contenido. Aún así, gracias por leer hasta el final.

*La inspiración para este artículo me vino tras escuchar el otro día al eurodiputado polaco Janusz Korwin-Milkk. Sí, ese mismo al que todos imaginamos a cuatro patas con el culo en pompa y una mujer por detrás con un strap-on del tamaño del autobús naranja de Hazteoir.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s