HUMOR O SEXO

“¿Plata o plomo?” era lo que preguntaba el narcotraficante colombiano Pablo Escobar a sus potenciales colaboradores cuando quería contar con su participación en los asuntos turbios de la blanca cocaína.

Lejos de traficar con algo más que no sean sustantivos, pronombres y adverbios sobre la blanca hoja de papel, les lanzo una propuesta a ustedes para contar con su participación en los asuntos turbios de mis artículos: “¿Humor o sexo?”

Tengo comprobado científicamente (siempre que tengan rigor científico las estadísticas de Facebook) que los artículos que hablan sobre sexo o aquellos que hacen reír, son los que gozan de mayor éxito entre los lectores y lectoras frente a aquellos que invitan únicamente a pensar o reflexionar sobre cualquier otra cuestión que no sea el follar por follar o el reír por reír. Por esa razón, he decidido dedicar el artículo de hoy a las dos cosas a la vez, es decir, al sexo del humor. Y si lo hago es por puro afán ególatra. Por un lado incremento el índice de lectoras aficionadas al sexo y por el otro, de dotados de sentido del humor (que no son muchos, por cierto, aunque usted estará en entre ellos, seguro).

Tanto en el sexo como en el humor hay categorías y también hay géneros. No es lo mismo el humor británico de los Monty Python que practicar el humor del cómico patrio Arévalo. Del mismo modo, no es lo mismo hacer el amor a quien amas que follar por follar con semidesconocidos.

También habrá lectores que se descojonen de risa cada vez que vean la película “El soplagaitas” protagonizada por Fernando Esteso y los habrá que rían a mandíbula batiente cuando llega la escena de ¿qué han hecho los romanos por nosotros? en la película “La vida de Brian”. A su vez, habrá quien se considere un buen amante después de haber logrado cinco orgasmos “squirt” a su pareja femenina, y féminas que consideren que Pornhub es la mejor página web de la historia de internet.

Como en el tema del humor y del sexo hay más gustos que colores, prefiero que sean ustedes, queridos lectores y lectoras quienes elijan lo que quieren leer. Para ello, sólo tienen que solicitar el tema del próximo artículo dominical comentando este artículo. Elijan: ¿Humor o sexo?

Piénsenlo bien. De ello depende que el próximo domingo reciban el día con una sonrisa o se regalen a sí mismos un orgasmo. En ambos casos, prometo no defraudarles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s