BLACK FRAUDE

Leo en la prensa digital la decisión política de incrementar la disponibilidad de transporte público en la capital de España con motivo de la celebración del Black Friday. También he leído que habrá policías municipales para regular en la calle el tráfico de personas en una sola dirección. Y por el mismo motivo: el Black Friday.

Dicho así, da la impresión de que viajar en Metro este viernes será como hacerlo un lunes a primera hora y que la policía trafica con seres humanos a plena luz del día.

Desconozco el origen del Black Friday, del mismo modo que no sé los motivos que llevan a millones de españoles a celebrar Halloween o Santa Claus. Son esos misterios de la humanidad que resulta mejor no cuestionar, ya que hacerlo supone que le cuestionen a uno sus creencias, empezando por las consumistas y terminando por las religiosas (que en muchas ocasiones se solapan).

El Black Friday es como el ensayo general del despilfarro que supone el dispendio navideño que tendrá lugar dentro de quince días. Como si de una ópera se tratara, los tramoyistas preparan el escenario (la decisión política de incrementar el transporte es un ejemplo). Desde bambalinas, los ayudantes de dirección ordenan a los actores moverse de acá para allá según dispone el guión escrito por el autor teatral (los policías dirigiendo la circulación personas en calles y avenidas en dirección a las puertas de acceso de los grandes centros comerciales). En el patio de butacas, el público soberano ejerciendo su derecho disfrutar de una sesión interminable de compras alzando la voz, como si de la Caballé se tratara, cada vez que descubren un precio supuestamente inferior al marcado 24 horas antes. Y desde el palco presidencial, el capitalismo aplaude a rabiar.

Señoras y señores, el espectáculo está a punto de comenzar. O debería decir, consumidoras y consumidores, el Black Friday está a punto de comenzar. Esta jornada de gasto inútil, pásenla bien (como su tarjeta VISA, pásenla bien).

Por mi parte, viendo lo que me espera al salir de casa este viernes, creo que será mejor guardar reposo. La salud de mi bolsillo me lo agradecerá el año que viene. Para mí, el único Black que me motiva los Fridays, es el “Back in Black” de AC/DC. Eso sí, a todo volumen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s