TONTO EL QUE LO LEA

Del mismo modo que hay personas que ven lo que quieren ver, hay quien lee lo que quiere leer.

Mientras unos ven una peca en el moflete, otros ven un lunar. También habrá quien vea una verruga, e incluso un doctor podrá ver el inicio de un cáncer de piel (y será el único que avale su opinión con argumentos de peso).

También habrá quien vea en una barriga una curva atractiva que completa una silueta sexualmente provocativa. Y por otro lado habrá quien considere la necesidad de hacer dieta como parte de la “operación bikini”. Incluso habrá quien lo vea como el síntoma del inicio de un proceso de obesidad mórbida o la probabilidad más alta que justifique un sin fin de dolencias que acerquen la salud al abismo de una muerte prematura (o lo que es peor, al rechazo y desprecio social).

Hay quien dice que las cosas son como son. Y hay quien dice que son del modo en el se interpretan, tal y como ocurre con la apreciación torticera de la ley, la letra pequeña en un contrato laboral o los intereses de un crédito bancario redactados para ingenieros financieros “cum laude”.

Habrá quien lea en este artículo verdades grandes como puños y quien crea que es una mierda pinchada en un palo (sin ser capaz de diferenciar a simple vista entre ambas materias orgánicas). Respecto a quienes son partícipes de la segunda opinión, me consuela saber que al menos han llegado hasta esta línea de lectura para cultivar una opinión propia. En cambio, si usted es de los primeros, hágamelo saber por escrito y cuanto antes. A mí también me gusta leer lo que quiero leer (siempre que sea positivo, claro) y ver a quien quiero ver (si es en la intimidad y sin ropa, mejor).

Para ilustrar el contenido de este artículo y concluir con una sonrisa, les cuento el chiste de dos amigos que van por un polígono industrial y leen un letrero de un negocio de forja de metales donde pone: «Aceros Inoxidables». Uno de ellos mira a su compañero y le pregunta: «¿Nos hacemos?»
Es cierto, es un chiste muy malo. O puede que no. Dependerá de lo que quiera leer quien lo lea. Como la vida misma. Feliz domingo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s