LA VIDA ES PUTO TEATRO

Ya lo cantaba hace años La Lupe en aquel conocido bolero: “teatro, la vida es puro teatro”

Hablamos más con el cuerpo que con la lengua, aunque la lengua sea parte del cuerpo y se encuentre dentro de la boca, que es otra parte del cuerpo y al mismo tiempo la taza de las palabras.

Cuando hablamos con otra persona, la complexión humana posee capacidad innata y autónoma para expresar lo contrario de lo que muestran los labios. A la vez que se expulsa por la boca la frase “Eres lo más importante de mi vida”, cada poro de la epidermis suda lo opuesto. Lo opuesto puede ser “Hace meses que me importas poco o nada”, o “Actualmente hay otra persona que me llena más de lo que me llenas que tú”  o “Me estoy follando a tu mejor amigo y también a tu hermana”, que es lo que tiene más probabilidades de ser cierto.

El lenguaje corporal es el idioma más universal que existe por encima de cualquier otra forma de expresión. En lugar de la Escuela Oficial de Idiomas y de proliferar academias de inglés, francés, alemán y chino mandarín en cada primer piso de cada bloque de viviendas de protección oficial, debería haber un instituto de interpretación del cuerpo. Únicamente a través del aspaviento de extremidades, desviación de la mirada o del modo de caminar, se puede entablar un diálogo comprensible con el prójimo y la prójima. Gracias a la traducción simultánea de gestos, se calcula a ciencia cierta la distancia del trecho al hecho y del dicho al digo.

El pasado sábado por la noche, sin ir más lejos, confesé a mi marido que estaba embarazada y su body language respondió “¿Seré yo el auténtico padre?” al tiempo que su boca vertía expresiones como “¡¡¡Qué maravilla, qué felicidad, qué emoción!!!” y otra ristra de falsedades precedidas por otros tantos qués en mayúscula, subrayados, en negrita y cursiva.

Gracias a mis clases de teatro a las que asisto cada viernes, he  comprendido el significado de sus palabras y el verdadero sentido que expresaba cada gesto de su cuerpo. Por eso, en la asignatura de lenguaje corporal he obtenido una calificación de matrícula de honor altamente valorada por mi profesor de teatro (y padre de mi futuro hijo, todo sea dicho)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s