EL AMOR EN TIEMPOS DE CONFINAMIENTO (segunda y última parte)

Muchos días después de iniciada la cuarentena, hemos podido pisar la calle. No habrá otro mes de mayo como este mes de mayo. Los hubo antes y los habrá después. Pero este mayo será siempre “aquel mes de mayo”.

Para celebrar la vida, las calles se han llenado de la vida que estuvo encerrada en casa durante 8 semanas, 2 días y 14 minutos. Sin acuerdo previo y de modo espontáneo, los vecinos del barrio nos hemos congregado a lo largo y ancho de las aceras, a la puerta de los portales y a los pies de los mismos balcones desde donde nos citábamos a las ocho de la tarde de cada día, cuando el mundo que conocíamos cambiaba y nosotros con él. Nadie será la misma persona desde este mes de mayo.

Como punto final al confinamiento, se va a aplaudir por última vez a los sanitarios y a todos aquellos a quienes desde su lugar de trabajo o función pública han participado en el despertar de la nueva conciencia social. Somos muchos aplaudiendo porque hay mucho que agradecer. Será la ovación final que reconozca su entrega, esfuerzo y sacrificio. Hoy damos por terminado, con un último aplauso, la reclusión forzosa y nuevamente ovacionamos a quien ha obrado el milagro de la extinción de un mal que nos ha hecho más fuertes, más generosos y más solidarios.

Entre los aplausos de la multitud he reconocido un aplauso único.
Al escucharlo, he correspondido aplaudiendo del mismo modo que hacía cada día a las ocho en punto desde el balcón de casa. Y mientras el resto de aplausos se han ido apagando, el nuestro ha permanecido hasta el momento en el que nuestras palmas se han reconocido. Si primero fue con el sonido, ahora ha sido con el tacto. Luego con los  gestos y finalmente con la mirada. Pero en esta ocasión, sin una calle de doble dirección de por medio ni desde un balcón a otro. Lo hemos hecho cara a cara. Por fin y por siempre.

Intuyo que este mes de mayo será tan único como el resto meses de nuestra nueva vida juntos. Toda una vida aplaudiendo por estar vivos. No se puede pedir más.

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s