NUNCA ES TARDE

Tuve un marido taxidermista. Él mismo cazaba furtivamente los animales que después disecaba en casa y vendía a precio de oro en el mercado negro.

En el frigorífico de la cocina, convivían las lechuzas recién muertas con las lechugas más frescas, y las crías de corzo con las criadillas de cordero al ajillo. Decir «convivían» es eso, un decir, porque todo lo que cruzaba la puerta de casa estaba más muerto que vivo. Y si quedaba algún resquicio de vida, ya se encargaba mi marido de rematar al bicho con un tiro de gracia (en la terraza concretamente). 

A veces, se colaba en la sopa alguna pluma de pato Ánade. En otras ocasiones se sustituía el sabor de las colas de bogavante de la paella por el sabor de una garza africana abatida en vuelo en pleno proceso migratorio. No había día en el que al abrir la nevera no me encontrara con una especie al borde de la extinción con su vida extinguida por completo.

Con el paso de los años, la experiencia de la cocina tuvo más de experimentación que de gastronomía. En cierta ocasión, en una cena con amigos, mi marido nos sorprendió con un guiso de creación propia que fue alabado por los comensales a la altura de un manjar propio del Bulli sin percatarse de que habían ingerido los restos de casquería de un ejemplar protegido de lince ibérico peninsular. Ninguno preguntó por la receta. Tampoco hubiera habido respuesta.

Por fortuna, el éxito de ventas de animales disecados llamó a la puerta tan fuerte y tantas veces que los golpes despertaron mi conciencia dormida y no tuve más remedio que llamar a la Guardia Civil para que se llevasen esposado a mi esposo asesino de animales. 

Desde entonces no he vuelto a probar carne de ningún animal. Especialmente de ningún hombre. Me produce indigestión.

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s