DISTANCIA SOCIAL

Mantener la distancia social impuesta por las normas sanitarias como medida preventiva de contagio no me ha supuesto ningún esfuerzo en lo que a mí respecta. Llevo poniéndola en práctica desde hace años con relaciones tóxicas y es una medida muy saludable. 

Podría confirmar su eficacia al cien por cien como dieta “detox” emocional. De hecho, si a la distancia social se suman otras medidas aconsejables como esquivar la mirada cuando se lleva mascarilla o agachar la cabeza cuando el contacto visual es inevitable, está garantizada la nulidad del contagio.

Gracias a los dos metros mínimos de separación física, cualquier atisbo de riesgo de infección infligido por seres tóxicos ya sea en la oficina, en las reuniones familiares o en los compromisos sociales queda reducido a la mínima expresión, por no decir que la toxicidad brilla por su ausencia.

 A las personas tóxicas no hace falta hacerles prueba PCR para desvelar su grado de infección. Basta con observar sus reacciones ante situaciones de crisis para saber si son personas de alto riesgo de contagio en grado superlativo. Conviene tener claro en qué momento una charla distendida puede transformarse en una charla tensa o si salir de cañas puede mutar en salida de tono cuando la persona tóxica da un giro a la conversación de ciento ochenta grados.

Tampoco es necesario escucharles. Una vez detectados, es aconsejable no provocarles con ciertos temas para que no abran la boca. Sus palabras envenenadas de odio hacia el mundo que les rodea pueden llevarte a la UCI emocional más rápido que una bacteria de índole letal, además de arrasar con frases estereotipadas el sistema inmunológico levantado durante años a base de conciencia social, respeto al prójimo y educación en valores. Advertidos quedan ustedes.

Pues eso, que como es mejor prevenir que curar, mantengan la distancia de seguridad con los seres humanos tóxicos de su entorno de proximidad y ya si eso, hablamos del Covid19 otro día que últimamente se está comentando demasiado de ese tema por las redes. Cuídense mucho y sobre todo lávense las manos (antes y después de tocarse entre sí).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s