RIP, RIP, HURRA!!!

En el momento en el que escribo este articuento se celebra el Día Internacional de la Filosofía. En el momento en el que usted lea este articuento, será el Día Internacional del Músico (y de la Música, para ser correctos genéricamente hablando).

En el calendario gregoriano, hay casi tantos Días Internacionales con un motivo de celebración como días hay a lo largo del año. Es decir, 365 motivos. Exceptuando los años bisiestos en los que hay un día que aparece de repente como por arte de magia y entonces se celebra el Día Internacional de la Prestidigitación e Ilusionismo (como no podía ser de otra manera).

El problema de los Días Internacionales con celebración concreta surge cuando lo concreto ya no tiene razón de ser ni posee categoría suficiente para ostentar el título de «Día Internacional». Por ejemplo, el Día Internacional del Compact Disc, o el Día Internacional del SMS, o del Walkman. En su momento, existieron numerosos motivos por los que estaba justificado el objeto de celebración de un Día Internacional de todos y cada uno de ellos. Pero a día de hoy no hay motivo, ni tan siquiera existe casi el objeto.

Las generaciones del siglo XXI sólo saben del Compact Disc, del SMS o del Walkman por lo que dice la Wikipedia (por cierto, otro motivo que debería tener su propio Día Internacional a juzgar por la cantidad de veces que es consultada diariamente a nivel mundial).

Pero como el destino es sabio, como también sabio es el refranero popular y a Rey muerto Rey puesto, cuando desapareció el Compact Disc se sustituyó por otro motivo diferente para no perder ningún día que celebrar. Desconozco los nuevos motivos elegidos tanto para reemplazar al Compact Disc como al SMS y al Walkman. El caso es que hoy es el Día Internacional de la Filosofía y cuando usted lea este articuento será otro Día Internacional completamente diferente. Y así será año tras año hasta que no haya motivo alguno para celebrar nada de nada y será necesario que encontrar otros nuevos.

Espero poder disfrutarlos también tal y como los disfruto ahora. Y lo mismo le deseo a usted. A no ser que ya no nos queden días que disfrutar (usted ya me entiende).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s