EL ENEMIGO ESTÁ DENTRO, DISPARAD SOBRE NOSOTROS

Leí esta frase escrita en un inmenso neón luminoso en lo alto de la fachada del magnífico edificio del teatro de la Laboral en Gijón, y recordé el acontecimiento que inspiró la obra artística de mi amigo Avelino Sala del año 2008.

Si desconocen el motivo histórico que desencadenó la intervención artística, resulta que a las 11 horas del 21 de agosto de 1936, apenas transcurrido un mes del alzamiento militar fascista contra el gobierno republicano español, un buque de la armada afín a la rebelión, que singlaba las costas del mar Cantábrico recibió el siguiente mensaje en el puente de mando: “Enemigo está dentro. Disparad sobre nosotros”. La orden había sido enviada por la guarnición del cuartel de Simancas en Gijón, comprometida con la sublevación, que llevaba 33 días asediada por el Frente Popular. El buque, obedeciendo la súplica, cañoneo sin miramientos el cuartel que también recibió lo suyo por tierra y aire (pero por los del bando contrario). Al final, entre unos y otros, todo quedó en ruinas.

Los días de incertidumbre que estamos viviendo provocados por una guerra de vacunas contra una pandemia de origen desconocido me han hecho rememorar aquel acontecimiento bélico, pero 85 años después. Por eso, conviene rememorar al mismo tiempo la obra de Avelino Sala de 2008 como metáfora en la que el arte puede ser la única salvación cuando falta el entendimiento, el diálogo y la solidaridad a día de hoy. Al final, entre unos y otros, todo quedará en ruinas.

Además del arte, quizá también pueda salvarnos el humor. No hay nada mejor que recurrir al arte y al humor para sobrevivir. Y si coinciden en espacio y tiempo, mucho mejor. Por esa razón me temo que más pronto que tarde será real aquella broma del periódico satírico El Mundo Today en la que el presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez afirmaba en una desconcertante rueda de prensa: “Qué ironía, al final el auténtico coronavirus éramos nosotros mismos”.

Pues eso. Disparen humor y arte a discreción, y sálvese quien ría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s