OUT OF SIGHT, OUT OF MIND

John Lennon nos dijo que vivir es fácil con los ojos cerrados, malinterpretando todo lo que se ve y que al hacerlo se vuelve más difícil ser alguien, pero que todo acaba saliendo bien y que no importa mucho. Hace más de 40 años que Lennon cerró los ojos para siempre (se los cerraron), pero sus palabras siguen sonando estrepitosamente llenando el aire de música y la vida de sentido común.

Existe otro refrán que dice que los ojos que no ven, no hacen sentir al corazón. Supongo que tanto el popular John Lennon como el refranero popular aportan sabiduría a la cotidianeidad diaria para hacerla más llevadera, o lo que es lo mismo, para que no nos lleve por delante o nos deje atrás.

Llevo tiempo poniendo en práctica el mensaje implícito de Lennon y camino por la vida con los ojos cerrados con tal de que todo salga bien y que no me importe lo que mis ojos no ven, pero no lo consigo. Puede que sea porque solo Lennon sabía cómo cerrar los ojos para ver lo que solo veía él con los ojos cerrados. Sin embargo, los demás tenemos que abrirlos para interpretar todo lo que se ve, para que al hacerlo se vuelva fácil ser alguien y para que todo acabe saliendo mal y que importe mucho (especialmente para quien lo hace). Porque a veces, hacer cosas aunque salgan mal es lo que verdaderamente importa. Y lo es porque al menos se han hecho, que es lo mismo que intentar hacer algo por mejorar lo que se sabe está mal. Intentarlo, al menos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s