NO CREER

No creo en los chollos, ni en las ofertas. Ni en gangas, rebajas o descuentos. Ni en el dos por uno, el Black Friday o el llévese cuatro y pague tres.

No creo en la promesa del más blanco no se puede. No creo en el milagro antigrasa, ni creo que exista la república independiente de mi casa porque mi casa nunca será mi casa hasta que finalice el pago de la hipoteca que llegará cuando esté jubilado (si llego a disfrutar de la jubilación, cosa que dudo).

No creo telepredicadores, prescriptores, ni en famosos a quienes les dicen lo que decir. No creo en los que ponen la mano en el fuego por alguien que no conozco. Tampoco creo que haya fuego que apagar salvo todos los provocados por la mano humana (que son la inmensa mayoría).

No creo en el puedo prometer y prometo y desconfío de lo prometido antes de meter porque después de haber metido nada de lo prometido. No creo en quien dice Diego después de haber dicho digo. No creo en la revolución o muerte ni en que el trabajo nos hará libres. No creo en los que te quieren por el interés donde no hay interés que valga.

No creo en quien sin argumento alguno defiende lo indefendible. No creo en el mal que dura cien años ni en quien bien te quiere te hará llorar, porque el mal dura lo que dura y quien te quiere bien te hace reír.

Por propia política, no creo en la política de buenas palabras, ni en la política de hechos consumados, ni en el politiqueo. No creo en esto ni en aquello si no van acompañados de lo otro y lo de más allá. No creo en lo que me dice un amigo que le ha dicho otro amigo que conoce a un amigo.

No creo en lo que será. Me fío más de lo que fue que de lo que puede ser. No creo en las encuestas, las estadísticas, los estudios de mercado, los logaritmos, ni en las previsiones aunque sean meteorológicas. No creo en el horóscopo, las bolas de cristal, los posos del café o la numerología de tres al cuarto ni en los adivinos que salen en la tele cada dos por tres seis.  

Sólo creo en lo que ven mis ojos y desde que me diagnosticaron astigmatismo, solo creo en mis gafas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s