SCOTTEX

Mi vecino del quinto tiene un gato al que llama Scottex. Y eso que el perro del anuncio de Scottex es un perro y no un gato. Pero a mi vecino le da igual. El pobre gato se pasa días enteros sin salir de casa y por no salir, no sale ni en los anuncios de papel higiénico, donde los perros labradores Retriever son siempre más socorridos. Aunque lo que sí hace es pasarse día y noche maullando como un gato, a pesar de tener nombre de perro. Le oigo maullar cuando salgo de casa para ir a trabajar y al regresar, continúa hablando su jerga felina que sólo los de su especie entienden. Pero como en el vecindario no hay leones, ni tigres de Bengala, el pobre Scottex no tiene quien le entienda. Sus maullidos recuerdan tanto al llanto de un niño que el resto de los vecinos de la comunidad creen que hay un nuevo bebé en el barrio. Ayer mismo vi como la hija de la portera entregaba a mi vecino del quinto un pijamita de pura lana virgen que había confeccionado ella misma. Mi vecino aceptó encantado, claro. Ahora Scottex maúlla menos porque duerme con el pijama puesto y yo puedo ver tranquilamente los anuncios de la tele sin tener que subir el volumen. Por cierto, ahora que me acuerdo, tengo que comprar papel higiénico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s