EL TAMAÑO IMPORTA

En una ocasión dije que el tamaño no importaba, pero ahora afirmo que tamaño importa. No es contradicción por mi parte, es por la de otros. Les cuento. Muchos de mis lectores han manifestado libremente a través de numerosos correos electrónicos su opinión respecto a un asunto en concreto. Y que conste que me parece muy bien, que para eso estamos en un país donde hay libertad de opinión (o muchos creen que la hay). El asunto en concreto del que me hablan en sus emails hace referencia al tamaño de mis artículos, concretamente a su extensión y sugieren que mejorarían notablemente si fueran recortados en un 25%. Curiosamente los demandantes de tal exigencia son exclusivamente lectores de sexo masculino a juzgar por sus nombres de pila donde los Carlos es el más común, seguido de los Josés y los Juanes (y algunos otros tales como Charles, Joseph o Joao procedentes de EE.UU., Irlanda e incluso Brasil). Qué concreción, pensé al leer el porcentaje exacto del recorte sugerido. Cuando voy al peluquero nunca le digo el porcentaje de recorte que deseo, continué pensando para mis adentros. Sólo le pido que use la tijera para moldear mi cabello con el estilo que va más con mi personalidad, terminé de pensar.

El caso es que ninguno de los lectores librepensadores ha argumentado absolutamente nada en contra (ni absolutamente a favor) del estilo de mis artículos; sólo han mostrado su inquietud únicamente por el tamaño. Por lo que supongo que la ausencia de objeciones respecto al estilo expresa beneplácito con el contenido de los mismos. Teniendo en cuenta que la difusión de mis artículos es a través de un medio de comunicación de masas como internet, me debo a la audiencia, al igual que otros medios de comunicación de masas como la tele, la radio o las revistas que también son esclavos de su audiencia. Por esa razón, he tomado la decisión, en este caso y sin que sirva de precedente, de recortar el tamaño de este artículo en un 25% y satisfacer la demanda de los lectores masculinos, ofreciéndoles un contenido al gusto e imagen de su personalidad, o sea, pequeño.

Estoy convencido de que si hubiera emails con sugerencias del sexo femenino, éstos habrían tenido que ver más con el estilo que con el tamaño grande que (según algunos hombres) poseen los artículos. Para que luego digan que el tamaño no importa, ya sea en forma de artículo o en la forma fálica que están imaginando ahora mismo las mentes lectoras calenturientas (ya sean de sexo masculino o femenino, que para eso no hay distingos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s