MISTERIOS SIN RESOLVER

Cuando el ser humano desaparezca definitivamente de la faz de la tierra, se habrá ido sin resolver los grandes misterios que han perseguido al hombre (y a la mujer) desde que el hombre es hombre (y la mujer es mujer).

A pesar de que el Antiguo Testamento da respuesta a grandes dilemas, tampoco aporta mucha luz. Tras su lectura, no sólo no esclarece nada sino que oscurece aún más la mente tanto de ateos como de cristianos. Aunque a los segundos les da bastante igual, ya que el hecho de tener fe les permite ver más allá de sus narices aún sin saber por dónde hay qué.

Quien no cree en el Dios de una religión, cree en el Dios de una secta, aunque a la secta no haya Dios que la entienda ni haya por dónde cogerla ni Cristo que la fundó. Teniendo en cuenta las cinco principales categorías de sectas existentes (sólo en el universo conocido), podríamos decir que tanto da igual que da lo mismo.

Los conversionistas quieren cambiar el mundo que nos rodea cambiando nuestro interior. Que digo yo que si por dentro me veo fuera de forma y con unos kilos de más, supongo que así será como vea el mundo exterior, ¿no?

La secta milenaria es la que dice que este mundo está hecho un desastre. Su mismo Dios también dice que sólo él será quien lo arregle, por lo que se deduce que sus secuaces son quienes tienen el derecho divino a repararlo. La verdad, yo tampoco veo a nuestro mundo tan mal como creen verlo ellos. Por eso, cuando me cruzo con un milenario testigo de Jehová cambio de acera, no sea que me haga ver las razones por las que no me funciona el aspirador y me dé por repararlo al instante.

Los introversionistas están tan convencidos de que el mundo no tiene solución que sólo hablan entre sí para consolarse de que ellos, sólo ellos y nadie más que ellos caminan por la senda del bien supremo. El otro día vi en La 2 de TVE un documental sobre las costumbres de una comunidad Amish canadiense. Salvo que no conducen porque no viajan en coche, no hablan por teléfono móvil porque no usan iPhone, no navegan por internet porque no tienen ordenador y no leen el periódico en el iPad porque no saben lo que es un iPad, por lo demás no aprecié mucha diferencia entre sus hábitos y los del resto del mundo. El documental tampoco confirmaba si llevando esa vida eran felices, aunque tampoco decía si lo era el resto del mundo.

La secta sanadora espera un acto directo de su divino Dios para curar al mundo de todos los achaques que posee. Los integrantes pasan el día esperando una “gran salvación” y mientras llega consumen todo tipo de sustancias estupefacientes para sanarse a sí mismos. El yonki que vende clínex en el semáforo también espera una gran salvación y también consume las sustancias que consigue con las monedas de los conductores que también esperan, aunque lo que ellos esperan es a que el semáforo se ponga en verde.

Las sectas conocidas como peligrosas son, como su propio nombre indica, las más peligrosas, ya que se valen del conocimiento para manipular al resto de humanos que supuestamente no tenemos conocimiento alguno. Lo que no saben los integrantes de esta secta es el grado de conocimientos que poseen los que no son como ellos. Por eso, querido lector y lectora, les invito a que nunca dejen de aprender y llenen su vida de sabios conocimientos. Si no lo hacen, pueden caer en las redes de una secta peligrosa, o quizá acabar en una granja canadiense sin conexión a internet, que no sé que es peor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s