PORNOSALIDOS

Una amiga me ha pedido hacerle un favor (pervertidos y pornosalidos absténgase de buscar dobles lecturas y hacer comentarios fuera de tono, del tono habitual que tienen los salidos a la hora de hacer comentarios pervertidos, quiero decir).

El favor que me pide mi amiga es hacer “click” en el botón de “Me gusta” cada vez que ella: escriba un comentario en su perfil de Facebook, suba alguna foto a su perfil de Instagram, actualice su Linkedin, ponga una imagen en su página de Tumblr, postee una noticia en Twitter, agregue un nuevo proyecto a su carpeta creativa en Behance… y no sé cuantas redes sociales más.

Cuando hablamos de redes sociales, además de existir ingente cantidad, cada una de ellas está asociada a un volumen infinitesimal de datos que ni el artículo 6 de la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal que alude al consentimiento del afectado puede consentir. Como pueden ver, el pequeño favor que supone mover un dedo para hacer “click” se convierte en un gran favor.

Al ser mi amiga, he dicho que sí sin pensarlo dos veces y sin haberle dedicado detenidamente un minuto a las posibles consecuencias (a pesar de lo descrito en el párrafo anterior). Mi amiga, en contraprestación a mi interés, me ha devuelto el favor con una noche de sexo por la que me he sentido pagado como si fuera un prostituto, aunque por otro lado plenamente satisfecho como hombre aficionado a practicar sexo de modo regular.

El resultado de todos mis “clicks”, que a su vez han generado más “clicks” y éstos aún miles de más “clicks” a lo largo y ancho del universo digital, ha dado lugar a que mi amiga sea ahora tender tropic (o trender tropic, o topic tender, o como cojones se diga), todos los días y a todas horas.

Desde aquel día en el que me pidió el favor de hacer “click” (y me lo devolvió con una noche de orgasmos memorables), apenas tenemos oportunidad de vernos con la frecuencia que suelen verse los amigos (y ya de follar ni hablamos, claro). Por lo visto está muy ocupada respondiendo con 140 caracteres a los cientos de comentarios, mensajes, tuits, güasaps y demás reclamaciones que demandan su atención desde todo el mundo en todas sus redes sociales para cosas tan absurdas como “¿Qué nombre te gustaría que pusiera a mi mascota?”, “¿Dónde compraste esas bragas tan molonas que llevas en la foto que has subido a Instagram?” o “Pon una foto en tu perfil de Facebook mordiendo nuestra hamburguesa y te pagamos 10.000 euros, firmado McDonalds”.

El caso es que he terminado perdiendo a una amiga por hacerle un favor y ella ha perdido a un gran amante fornicador por el placer que le proporciona pasarse el día moviendo de un lado a otro la yema de sus dedos (pervertidos y pornosalidos absténgase de buscar dobles lecturas y hacer comentarios fuera de tono, del tono habitual que tienen los salidos a la hora de hacer comentarios pervertidos, quiero decir).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s